Más allá de los Conceptos

Por @tepurama
de @OrdenVzla

Se entiende por conceptos a las definiciones o significados de las palabras, sencillo de entender, pero dentro de cada concepto que conocemos y que a diario utilizamos, existe vinculada una percepción que a simple vista, no muestra ningún tipo importancia, y así ignoramos el impacto de toda la información que se transfiere en cada frase que pronunciamos, información que deberíamos estar conscientes de usar, ya que un concepto condiciona nuestra forma de hablar y sin notarlo condicionamos nuestras vidas, nuestras creencias y nuestras costumbres. 

Lo que expresé anteriormente no se vislumbra claramente por lo cotidiano del uso de nuestro lenguaje pero trataré de demostrarlo con unos ejemplos sencillos. Los conceptos los utilizamos para darle forma con nuestro pensamiento a las palabras que utilizamos, esto resulta fácil cuando nos referimos a cosas materiales, ninguna dificultad presenta visualizar en nuestros pensamientos una moto, un lápiz o una casa al escuchar esas palabras. El problema se presenta cuando cada individuo maneja su propio concepto de las palabras que escucha por muy comunes que sean. Nótese que de las palabras nombradas hay una que en particular nos muestra claramente lo que intento decir, la palabra “casa”; lo que entiende cada uno por “casa” es el concepto que maneja de dicha palabra, con eso  asumirá como lugar para vivir lo que entiende por “casa”. 

En Venezuela, durante la década de los 50 se intentó inculcar el concepto que entendía el Nuevo Ideal Nacional de esa palabra eliminando desde la psiquis del venezolano el rancho, ya que para muchos venezolanos el rancho era aceptable como casa, con programas de viviendas y con el correcto concepto se eliminó gran porcentaje de ranchos. Cuando en el año 1958 la socialdemocracia toma el poder, muy conscientes de eso, empieza a manipular los conceptos, inculcando y aceptando ante las instituciones del Estado al rancho dentro del concepto de casa, además lo define como “casas humildes” o “casas populares”, y cuando una población adopta ese falso concepto condiciona su lugar de vida a dicha definción, no es casualidad que desde la llegada del socialismo se presenta la proliferación de este tipo de construcción. Evidentemente ningún dirigente socialista aplica ese concepto a su persona, ellos si viven en una “casa”.

Franco Di Nuzzo



Venezuela Quiere ORDEN

VenezueLa Ante TODO