Un liderazgo emergente: propuesta para el rescate de la nación venezolana

Por: Joshua T. Céspedes

En un tiempo en el que la tiranía se acostumbró a ser gobierno y los partidos políticos tradicionales a ser “oposición”, resulta necesario la aparición de nuevos actores.

“La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía”, advertía Simón Bolívar desde aquel Congreso de Angostura en el año de 1819.

Un rescate oportuno de la Democracia en Venezuela pasa por la apertura de espacios políticos y comunicacionales a organizaciones de carácter emergente. El secuestro de la dinámica política nacional por los mismos actores desde hace más de dos décadas lejos de permitirnos avanzar en el desarrollo y en la institucionalización de nuestro país ha permitido que el vicio se apodere de cada uno de los espacios de la República, minando así nuestro camino a la Libertad.

Teniendo en cuenta la crisis de legitimidad de muchos de los actores que hacen vida política en Venezuela resulta imprescindible construir una alternativa política que eleve la moral ciudadana, enfrente la izquierda y rompa el cerco mediático y político que el actual liderazgo ha construido para impedir un cambio del status quo.

Nuestro país parece ser el único en donde se condena más el surgimiento de nuevos actores,  la aparición de nuevas propuestas, que la complacencia, la corrupción y la cohabitación con una tiranía que ha asesinado a miles de nuestros ciudadanos

Venezuela siempre ha contado con generaciones de vanguardia que han asumido el compromiso y han estado a la altura de los momentos históricos, por lo que la propuesta que hoy está sobre la mesa es conformar una alianza política con una sola meta: Liberar a Venezuela.

¿Cómo hacerlo?, pues en primer lugar fungiendo como una plataforma comunicacional que haga eco de propuestas ajenas al socialismo propugnado por los actores políticos tradicionales. La construcción de este espacio permitirá ejercer presión ciudadana en la toma de decisiones y formar desde ya una nueva generación política alejada de los vicios del chavismo. Y en segundo lugar allanando el camino para la constitución de un efectivo equipo de transición que permita la discusión de nuevas propuestas y acciones concretas para hacer frente a la tiranía.

En este espacio, debemos dar voz al ciudadano venezolano, escuchar sus demandas, al tiempo que construimos un puente efectivo entre nuestros ciudadanos fuera y dentro del territorio nacional.

Hoy en medio de un escenario global tan adverso, donde la tiranía ha irresponsablemente involucrado a nuestro país en un perverso juego geopolítico la unión es un requisito indispensable para alcanzar nuestra Libertad. Es un deber histórico de todos nuestros ciudadanos, sin importar su ubicación geográfica.

No olvidemos entonces las gloriosas notas de nuestro himno nacional y recordemos ¡compatriotas fieles, la fuerza es la unión!

Venezuela quiere ORDEN