La metamorfosis de Venezuela.

Por Manuel Rangel @Kronometro de @OrdenVenezuela.

El populismo que se apoderó de Venezuela desde hace 58 años, profundizado por el socialismo imperante de los últimos 15 años, destruyó la fuerza de trabajo del venezolano, sus valores, su entusiasmo y su pasión por una gran Venezuela. Convirtió al venezolano en un ser humillado, disminuido, dependiente y corrompido. Un venezolano dominado por el pesimismo y el conformismo. Esa ha sido la labor histórica del socialismo en todos los países donde dominó, destruir el espíritu de las naciones y el de sus ciudadanos para dominarlos sin problemas.

Venezuela está a punto de morir, y el socialismo es su asesino. Sin embargo, aún hay esperanzas. A diferencia del hombre, finito, las naciones mueren, solo para hacer metamorfosis, para crear nueva vida. Dejemos que pase a la historia como un mal recuerdo la Venezuela de corruptos y de delincuentes, para que surja una Venezuela nueva, la Venezuela Heroica, la Venezuela de oro.

Sin embargo, esta metamorfosis, esta resurrección de Venezuela no vendrá sola. Para terminar con el populismo socialista, Venezuela necesita de sus hijos, de los patriotas que si creen que una Gran Venezuela, esplendorosa y poderosa, es posible. Patriotas venezolanos que decididos a no soportar más la esclavitud socialista, lideren un nuevo proceso de transformación, de metamorfosis, de renacimiento.

Este nuevo proceso de transformación es guiado por una nueva conciencia nacional que crece en todos los sectores de la sociedad venezolana. La juventud que quiere destruir el monopolio del fracaso de la MUD-PSUV,  y con ellos, la Venezuela humillada y gangrenada, para que renazca de sus cenizas una nueva Venezuela, una Venezuela trabajadora, emprendedora, y próspera, una Venezuela nacionalista.

Por ello, el Movimiento Nacionalista ORDEN, líderes de este proceso de metamorfosis de Venezuela, no buscamos un voto más en la urna, como lo hacen los partidos para mantener su negocio electoral. Nosotros buscamos venezolanos conscientes y valiosos.  Los Nacionalistas buscamos voluntades, buscamos despertar la conciencia nacional y revivir al ciudadano venezolano, no al vivo criollo, sino al venezolano que prospera trabajando honradamente y que ama a su país.

Por ello, la Metamorfosis de Venezuela vendrá solo de la mano de los nacionalistas venezolanos, los únicos que tienen el impulso creador, el vigor y la suficiente capacidad para hacer que Venezuela despierte.  Hizo falta que Venezuela cayera en esta decadencia nunca antes vista para que los venezolanos comprendiéramos la irresponsabilidad de la tradicional partidocracia, tanto del PSUV que instauró por la fuerza y la manipulación un modelo fracasado, como de la mal llamada “unidad democrática”, que ante el venezolano se hacen los enemigos del oficialismo, pero que en secreto son beneficiarios celosos del sistema electoral viciado.

La MUD y sus aliados, basados en su incompetencia, vendieron Venezuela al comunismo a cambio de unas pequeñas parcelas de poder que le garantizan sus salarios, sin importarles el caos, la división social, y la decadencia a la que llevaron a Venezuela.

Sin embargo, más allá de la MUD y el PSUV, se encuentra la esperanza y la unidad bajo la bandera del Nacionalismo Venezolano. Esta no es la unidad de los partidos políticos y los intereses de los demagogos que los conforman, profesionales de la mentira. La unión que queremos los nacionalistas es la de todas las voluntades útiles a la nación. La de todos los venezolanos que queremos verla brillar, de los que amamos nuestra tierra, y queremos prosperar junto a ella.

Es importante aclarar y a su vez diferenciar que el nacionalismo venezolano va más allá del patriotismo vago que usan los partidos para manipular al ciudadano. Nosotros denunciamos ese falso y demagogo patriotismo que promueven la MUD y el PSUV, y lo sustituimos por un ideal de nación, el Ideal del Bien Nacional, doctrina que nos devuelva la fuerza de la voluntad y la dignidad a nuestro gentilicio.

El espíritu del Ideal del Bien Nacional consiste en entrar en el corazón de cada uno de los venezolanos. De darles una gran empresa, la realización de una misión superior de interés colectivo. Regresarle a los venezolanos la esperanza de recuperar a Venezuela y llevarla a un estado muy superior en el cual se encuentra. El espíritu del nacionalismo venezolano está en esa potencialidad que tiene nuestro país, su gente, y en la grandeza que solamente todos los venezolanos unidos en un ideal, el Ideal del bien nacional, podemos alcanzar

Venezuela brillará más que nunca. Tanto la MUD como el PSUV, ambos quieren el retroceso y el estancamiento. En cambio, el nacionalismo venezolano ve el futuro. Un futuro de grandeza, fortaleza y prosperidad. La Metamorfosis de Venezuela solamente vendrá de mano de los nacionalistas venezolanos.