Los egos y Venezuela

Por: Nelson Ramírez Zabala


Ya se está comprendiendo que el problema en Venezuela no radica exclusivamente en la tiranía, sino más bien en un sistema conformado tanto por el chavismo como con la mal denominada “oposición”; siendo esta componenda la que personifica al socialismo.

Sin embargo, del otro lado de la acera, donde se encuentran las organizaciones emergentes que combaten dicho entramado, hay otro enemigo que no se deja ver y no es menos pernicioso: El ego.

El afán de tener siempre la razón con la solución salomónica que cada quien cree tener en sus manos, la necesidad de figurar públicamente con fines de mercadeo o propaganda, el ánimo de menospreciar o descalificar las acciones por simples o complejas de otras organizaciones, solo son algunas de las manifestaciones ególatras que impiden la unión para liberar a Venezuela del terror rojo.

Mientras que la izquierda, revolucionaria o reformista, está articulada monolíticamente con fines muy claros; los que la adversamos nos concentramos en luchas intestinas de egos; siendo disputas que restan valor al momento histórico que atraviesa nuestra nación.

Este momento histórico exige de nosotros un cambio actitudinal para vigorizar la UNION. En este sentido siguen vigentes las últimas palabras del Libertador: “Si mi muerte contribuye a que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro».

Como lo expresé en la entrevista en el programa Contra Poder 3.0 del 22 de octubre de 2019, hoy lo ratifico: “o dejamos los egos a un lado o nos exterminan, o dejamos los egos a un lado o perdemos a Venezuela”.

Cada vez es más imperativa la unión nacional, los venezolanos claman por una verdadera oposición con representantes que no pertenezcan a los partidos políticos que hipotecan el destino de la nación, claman por nuevos líderes que no estén salpicados con esos vicios, mañas y corrupciones que definen e identifican a esos partidos.

El derrumbamiento de la tiranía socialista será vertiginoso en la medida en que la verdadera oposición encarnada en los movimientos emergentes acudan al llamado de unión, se articulen y se organicen rápidamente.

Desde el Movimiento Nacionalista ORDEN ratificamos una vez más la voluntad y plena disposición para el logro de este objetivo, dando así continuidad a la propuesta que hicimos en el foro “Cohabitación o Transición” el 28 de septiembre de 2019 con la conformación de un equipo de transición.

No hay duda que sin una nueva oposición nunca habrá un nuevo gobierno.

¡Venezuela quiere ORDEN!