¿Es correcto el apoyo militar extranjero?

A modo de reflexión y en ocasión al profundo debate que existe en la palestra pública nacional, queremos compartir con ustedes, nuestra reflexión acerca de la posibilidad de solicitud de apoyo militar extranjero. ¿Es necesario el apoyo militar extranjero? ¿Es moralmente correcto solicitarlo? La sola pregunta levanta un millón de interrogantes, sin embargo, en un país como Venezuela donde todo es posible, es razonable y prudente tomar en consideración este escenario.

Escenario que escapa del radio de acción del ciudadano de a pie; ya que, el apoyo militar extranjero para Venezuela, obedece a intereses de mayor presión que las disputas internas que se gestan entre los interlocutores políticos dentro del territorio nacional.

La tragedia que hoy arropa a nuestra nación, fue llevada a cabo gracias a un complejo sistema de alianzas geopolíticas. Cuba, es quizás la más resaltante de esta compleja red geoestratégica, tomando en consideración que su infiltración profunda y directa comenzó en 1999 con la victoria electoral de Hugo Chávez Frías.

Dicha infiltración tomó forma en primer lugar a través de la formación de cuadros políticos (formación ideológica socialista para toda la generación que hoy usurpa las funciones del gobierno y de “oposición”) y en segundo lugar de manera fáctica con el ingreso de agentes en puestos estratégicos del Estado (organismos de inteligencia, ejercito, registros, entre otros).

Esta grave crisis social, económica y política que mella nuestra nación no solo ha traído consecuencias negativas sobre Venezuela; la región hispanoamericana también se ha visto perjudicada con la expansión del castrismo cubano en sus países y con el éxodo de millones de ciudadanos venezolanos, que desesperados huyen de estas dramáticas condiciones.

Cada día de usurpación por parte de Nicolás Maduro Moros, representa una seria amenaza para la región hispana. La izquierda global no solo ha defendido la tiránica actuación del socialismo del siglo XXI, sino que se ha hecho la vista gorda sobre la problemática en Venezuela. Este grado de complicidad, es un mal ejemplo para las democracias en el mundo, la actuación de Nicolás Maduro es un ejemplo para la izquierda regional y para todo líder socialista en el mundo en aventurarse a copiar el guión de muerte y miseria, pues, frente a una comunidad internacional tan ambigua e indecisa, los valores de la libertad y la civilidad se encuentran indefensos.

Esta situación se agudiza aún más cuando en su oprobio, la tiranía socialista en lugar de atender la severa crisis humanitaria que vive la nación venezolana; desvía los fondos de la renta estadal para mantener al régimen castrista y financiar el terrorismo global, y en este mismo orden de ideas, colocando a nuestras fuerzas de seguridad a sostener actividades ilícitas, que incurren desde la venta de drogas hasta cooperar con organizaciones que van en contra del Estado; dando estos hechos una clara señal de alerta para la seguridad mundial.

Con todo lo expuesto anteriormente, dado en el estado de indefensión en el que dejaron al país; el Movimiento Nacionalista ORDEN, consciente del desafío estructural que implica la lucha política en Venezuela, recibe beneplácitamente todo apoyo de carácter institucional, político y militar que las naciones hermanas en la región estén dispuestas a ofrecernos para alcanzar la libertad; rechazando de esta manera toda intervención militar que busque sacar provecho de la mísera situación en la que nos dejó el socialismo.

Estas son algunas de las razones por las cuales, como venezolanos, requerimos del apoyo de naciones aliadas a fin de desmantelar de una vez por todas esta alianza geoestratégica que pretende destruirnos.

En Venezuela, hemos estado librando una dura batalla contra la izquierda global, una cruenta lucha que ha dejado innumerables bajas, pero que estamos dispuestos a seguir hasta conseguir la libertad. Nuestro nacionalismo se fundamenta en la Libertad, pues de ahí nacimos como República.

Nuestra historia nacional nos ha enseñado que la Libertad hermana a los hombres sin importar las barreras, esa fue la lección que nuestros padres fundadores nos legaron siglos atrás, y hoy estamos en la obligación de levantar nuevamente esa bandera.

Por otra parte, en suma consideración tenemos que mencionar que la administración de Trump ha mostrado fuertes indicios del apoyo militar en Venezuela, porque se han dado cuenta y así lo han anunciado, que el mayor peligro para la libertad y la paz de todas las naciones es el socialismo, resaltando de este modo que esta lucha tiene un profundo componente ideológico que incluso pudiera permear y desestabilizar a los Estados Unidos. Por esta razón ha hecho especial énfasis para buscar una posible solución a la situación; sin embargo y sin ánimos de ser pedantes, la solución definitiva y realmente duradera terminara de consolidarse a través de manos venezolanas.


Será nuestro intelecto, nuestro esfuerzo y comunión los que forjaran de nuevo los cimientos de una República, pues si bien el escenario de apoyo internacional trae consigo la promesa de acabar con la emergencia de la situación actual, los problemas de fondo seguirán existiendo y hasta que ellos no sean resueltos y comencemos a pensar en una Venezuela a largo plazo, será en vano cualquier ayuda de nuestros hermanos hispanoamericanos o del mundo entero.


Venezuela Quiere ORDEN