Solidaridad con la resistencia anti-comunista de Nicaragua

En los últimos meses, y a pesar de la reciente y lamentable victoria de López Obrador en México, toda hispanoamérica está tomando consciencia de los perniciosos peligros que representa el Socialismo y el Foro de Sao Paulo para la prosperidad y el desarrollo. Ejemplo de esto ha sido la férrea resistencia para que representantes de esta ideología tomen el poder en países como Colombia, y su caída en tiempos recientes en Ecuador, Chile y Brasil.

En ese sentido, símbolo de esa resistencia fueron los millones de venezolanos que atendiendo al llamado de la nación, salieron a las calles en todos las ciudades y pueblos de nuestro territorio durante más de tres meses en lucha por la Libertad. No obstante, durante esos meses, más de 150 venezolanos fueron asesinados por los organismos defensores de la usurpación cubana, a pesar de que algunos funcionarios que se negaron a seguir las directrices del pro-consul y sus secuaces, y comprendiendo su deber de proteger a la ciudadanía, decidieron levantarse en armas contra la Tiranía, hombres como los funcionarios Oscar Pérez, José Pimentel, y demás valientes que fueron vilmente ejecutados el 15 de enero, así como los cientos de militares patriotas quienes han sido encerrados en los centros de torturas del comunismo.

Por ello, así como el venezolano se ha convertido en el mayor símbolo de la resistencia anti-comunista en el continente, los Nicaraguenses actualmente están viviendo su propia batalla contra el devastador régimen de Daniel Ortega, quien, en su afán de mantener el régimen ideológico imperante, el cual es una continuación de su primer intento de implementar el Socialismo en ese país, periodo entre 1979 a 1990, año en cual una aparente transición no fue sino más que una máscara para oxigenarse políticamente y regresar al poder años después, (caso que tocamos en un pasado artículo), no ha tenido ningún tipo de pudor en mandar a asesinar a más de 300 nicaraguenses quienes diariamente se enfrentan a los sangrientos colectivos del sandinismo.

Destacamos también que ese nefasto personaje, es una importante pieza del sistema socialista continental construído por Fidel y Raúl Castro, el cual no tiene otro objetivo que llevar la miseria y la esclavitud que caracteriza esta ideología a todo el continente.

En este sentido, el Movimiento Nacionalista ORDEN se solidariza con la lucha anti-comunista liderada por los jóvenes nicaraguenses, quienes desde el 18 de abril de este año, se han mantenido combatiendo en las calles, levantando el espíritu de Libertad contrario al sometimiento físico y espiritual en el cual Daniel Ortega ha mantenido a ese país desde hace décadas.

Si bien es cierto que nuestro objetivo es y siempre será el rescate de nuestra Venezuela y su mejor destino, para nosotros es destacable todo esfuerzo en otras latitudes que represente una lucha en contra de la ideología socialista, la cual, a pesar de sus constantes fracasos, se niega a morir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *