COMUNICADO POR DECLARACIONES DE FUNCIONARIOS NORTEAMERICANOS

Desde el año 2012 el Movimiento Nacionalista ORDEN advirtió a toda Venezuela la ocupación cubana en nuestro país. En los años siguientes, también denunció la entrega de los intereses territoriales y de recursos naturales a las potencias de China y Rusia por parte del régimen encabezado por Hugo Chávez.

A medida que transcurrían los años el régimen castrocomunista entregaba sin el menor recato nuestra soberanía, sin encontrar la más mínima resistencia por parte de la dirigencia “opositora”. Su obsesión por el poder, para enriquecerse y esclavizar a los venezolanos fue tal, que no le importó saquear y entregar nuestros recursos a otros países a expensas de la muerte y la miseria de los venezolanos. En este sentido, es vital recalcar una vez más como ya lo hemos hecho en reiteradas oportunidades; que este régimen entre otras cosas, utilizó un falso patriotismo para engañar y confundir a los venezolanos.

No conformes en perpetrar crímenes de Lesa Patria con el desfalco de los haberes públicos, corrupción y nepotismo sin límites, asesinato de la juventud venezolana que lucha por un mejor porvenir, persecución a la disidencia política; también  se  dedicó a actividades de crimen internacional como terrorismo y narcotráfico, convirtiéndonos en el epicentro del pillaje internacional, enlodando el nombre de nuestra nación ante el mundo.

Por los graves señalamientos de la sociedad internacional que involucran en esas actividades a altos jerarcas del régimen castrocomunista; éstos no solo son sancionados por instituciones del Estado norteamericano, sino que se prevé una inminente intervención militar.

Como nacionalistas venezolanos nos duele enormemente que se depositen esperanzas de salvación en otra nación, no obstante, entendemos, como exploradores de nuestra historia, que en ausencia de verdadero ejemplo de patriotismo por parte de los que han gobernado a Venezuela, el resultado fuera apatía y desapego; factores que de una u otra forma permitieron la consolidación de la tiranía que nos está aniquilando.

Nos duele tener que aceptar que muy a pesar nuestro el grueso de nuestras fuerzas armadas se prestaron vilmente a la entrega de nuestra soberanía a Cuba durante 18 años. Nos duele saber que las fuerzas armadas solo fueron guardias pretorianas de los partidos que se hincaron ante sus dirigencias y no velaron por la defensa de la soberanía nacional; así como se hincó el “Ministro de Defensa” ante el tirano Fidel Castro. Nos duele que sean fuerzas norteamericanas y no nuestras fuerzas armadas las que actúen para expulsar a los invasores extranjeros de nuestra tierra.

Una intervención militar extranjera puede traer nefastos resultados en la población civil, como se ha demostrado en países donde se ha realizado. En este sentido, señalamos al régimen castrocomunista instalado por Hugo Chávez, como el principal culpable de auspiciar con acción u omisión la ocupación cubana y la inminente intervención militar norteamericana. Este período de usurpación será recordado en la posteridad como el régimen más traidor a la patria como ninguno otro en nuestra historia republicana.

Nuestro desprecio no solo es por el régimen castrocomunista, sino también a la “oposición” titiriteada de la coalición MUD, quien con un verbo patrioterista condena sanciones norteamericanas, pero en 18 años de tiranía castrocomunista, jamás condenó la invasión cubana y la entrega de la soberanía nacional a potencias extranjeras. Su postura no es más que la de un vasallo que busca por todos los medios estar congraciado con su amo; su falsedad, mentira y engaño también será recordada como traidora a la patria y las mil generaciones venideras los condenaran como los Iscariotes que son.

Bajo estas circunstancias, asumimos con valor y determinación la realidad política de nuestra nación. Aun en los momentos más delicados que atraviesa nuestra Venezuela nos mantenemos erguidos en el nacionalismo venezolano, comprometiéndonos no solo con la obra inconclusa de nuestros Padres Libertadores, sino con esas mil generaciones de venezolanos que vendrán detrás de nosotros en forjar una nación verdaderamente gloriosa, más por la formación de ciudadanos con sentimiento patrio que por recursos minerales; para que mas nunca volvamos a repetir este ciclo histórico que bastantes desgracias trajo al país.

Es momento para que nuevos actores, verdaderos Estadistas consagrados al Bien Nacional – El Movimiento Nacionalista ORDEN asume esta responsabilidad – tomen la escena política y marquen un sendero para que; las futuras generaciones y la nueva estirpe militar, alimentadas por un elevado sentido del deber, un elevado sentido de lo público, y una alta conciencia nacional; jamás permitan que volvamos a caer en esta hecatombe en la que la humillación nacional fue la comidilla del mundo. Todo por Venezuela y su mejor destino. Que Dios nos acompañe.

Venezuela quiere ORDEN