350 al gobierno y 350 a la MUD

“Sí la MUD es un obstáculo para alcanzar la libertad entonces debemos aplicar el 350 contra el gobierno y contra la MUD también”, fueron las palabras del vocero de ORDEN, en el foro “Los peligros de la ANC para Venezuela, realizado este martes, 11 de julio de 2017, que hizo que el auditorio Mochima, del Hotel Pestana, se pusiera de pie a aplaudir. A las 4:30 de la tarde inició el evento organizado por el Movimiento Nacionalista. El salón estuvo lleno, y tuvo la participación, no solo de los ponentes sino también de los espectadores. “A diferencia de la MUD, nosotros no pasaremos papelitos para que hagan sus preguntas, sino que les daremos el micrófono”, dijo el politólogo Nelson Ramírez para dar paso a la ronda de preguntas, lo que resultó en una notable interacción con la audiencia.

Durante el foro, el Licenciado en Comunicación Social, egresado de la UCV, Manuel Rangel, miembro del Movimiento Nacionalista, arrancó relatando como el gobierno cubano inició el proceso de adoctrinamiento e infiltración en Venezuela a partir de los años 60, bajo la mirada de los gobiernos de Acción Democrática y COPEI. “No hay que olvidar que fue Carlos Andrés Pérez quien empezó a retomar relaciones con Cuba, a darles apoyo y petróleo”, indicó Rangel en su ponencia. Recordó que fue el difunto y expresidente Rafael Caldera quien se encargó de liberar y darle espacios políticos a los comunistas con su política de pacificación. Caldera también fue apoyado por partidos como el PCV durante su campaña en el llamado “chiripero”, entre los múltiples y pactos entre la izquierda radical venezolana y los partidos “convencionales” del pacto de “Punto Fijo”.

El segundo ponente, el estudiante de sociología de la UCV, Carlos Guerrero, recalcó las palabras de Rangel, al decir que la infiltración en Venezuela por la revolución cubana se originó durante los años sesenta y que pacientemente fueron tomando cada vez más espacio dentro de las instituciones venezolanas. Su exposición se enfocó en explicar punto a punto, las principales propuestas del PSUV para la constituyente, dividido en nueve puntos fundamentales, los cuáles explicó, basándose en experiencias previas de países donde se ha aplicado el comunismo y en el accionar del gobierno comunista hasta el día de hoy. Un llamado a mantenerse batallando en las calles fue el preámbulo que desembocó en los aplausos de los asistentes.

El tercer y último ponente, el politólogo Nelson Ramírez, en comunión con lo que habían expresado los dos exponentes anteriores, llamó a la participación de los participantes al evento a dar su visión de los hechos en una dinámica entre Ramírez y la audiencia. “El problema es la falta de memoria histórico de los venezolanos” afirmó Ramírez, al recordar todo lo ocurrido en el 2007 en consonancia con lo expresado por los asistentes y recordando los hechos del 2014, así como lo dicho anteriormente por Rangel.  “El llamado es a una lucha total” fueron las palabras que pusieron de pie al salón en aplaudos, donde Ramírez llamó a que no se abandone la protesta, y a aplicar el 350 en una desobediencia civil absoluta, “si la MUD quiere apagar la calle y llamar al diálogo, entonces le tendremos que aplicar el 350 a ellos también”.

Para cerrar, se realizó una ronda de preguntas donde practicamente se creó una iteracción fluída entre los ponentes y el público, donde se trataron sobre la gravedad de la situación del país, cómo entrar a comunidades donde solo participan la MUD y el PSUV para poder educar a las personas sobre lo que está ocurriendo en el país y no ser engañados por los actores políticos que ocupan los espacios de gobierno. Varios integrantes de otros movimientos y asociaciones se ofrecieron para articular alianzas y trabajar por la nación frente a todo lo que está ocurriendo.