Mensaje a la juventud nacionalista venezolana

“Meterse dentro del país, en la más encendida entraña de sus necesidades y de sus problemas, es y tiene que ser obligación irrenunciable de la juventud venezolana” -Mariano Picón Salas-

 

Juventud Venezolana que miras con incertidumbre el futuro del país, que levantas barricadas contra el Comunismo, escucha el clamor del Ideal Nacional.

En estas horas criticas que perfila la Nación venezolana, requerimos de mayor conciencia histórica; no para mirar al pasado, pues cualquier comparación es mejor que el presente, sino para abrir las ventanas del alma nacional y vislumbrar un futuro prometedor.

Cambiemos la incertidumbre por la planificación de un ideal a la medida de las circunstancias actuales. Cambiemos la pasión desbordada de las masas por la racionalidad canalizada en un proyecto de Estado. Les hablo como un ferviente venezolano, que no lo representa un partido político sino el espíritu nacional y el sentimiento libertador de los nuevos héroes venezolanos. Héroes caídos en combate, vistos como terroristas por la Tiranía Comunista, que desgobierna Venezuela y no ha hecho más que dividirnos y sucumbirnos en la pobreza y la miseria.

Juventud venezolana que no se amilana ante la barbarie que solo quiere disentir con libertad, que están cojos y siguen caminando, roncos y siguen gritando, que nos duele el golpe y seguimos en pie, borremos al Comunismo de la Historia venezolana, que solo sea un oscuro episodio. Superemos la barrera intangible de los partidos políticos que hacen vida en Venezuela. Demos un paso adelante en sincronía con estos nuevos vientos de cambio, escribamos un nuevo capítulo en la historia patria donde el único muerto sea el Socialismo.

Sé que somos un país que le van cayendo las ruinas de su existencia presente pero, el ocaso de esta noche oscura de luna roja se aproxima; ten fe, fuerza y virtud para presenciarlo, no te conformes con ser testigo de la Historia si puedes ser protagonista.

Estas décadas de improvisación, desidia y abandono nos forjó física y mentalmente para el combate de la vida. Nos duele Venezuela, pues somos jóvenes y sabemos cómo actuar con una patria doliente, que estos amargos días sean el renacer de Venezuela, con nuevos actores políticos. Desempolvemos nuevos referentes históricos como inspiración a nuestro ideal. Seamos ciudadanos activos que erijan el alma de un país adormecido que clama por sus hijos.

La tiranía le teme a la juventud por eso la condena a la amargura, al dilema entre ¿ir o quedarse? ¿Estudiar o trabajar? ¿Comprar libros o comprar comida? Ese resentimiento y frustración encasillado, es reflejado en la calle como válvula de escape y no debe evaporarse sino aprovecharse y superar ese absurdo desgaste social que juega la oposición venezolana. Alinearse a una nueva comunión como venezolanos es la tarea

¡Libertad y ORDEN aunque perezca la vida! Como afirma Mariano Picón Salas en su libro Suma de Venezuela: “es preferible morir pronto en medio del combate por un ideal que valga la pena, y no alcanzar una vejez inocua y embalsamada”

¡Venezuela Quiere ORDEN!

Mérida 6 de Julio del 2017, donde el gas lacrimógeno y el ruido de perdigones inspiran estas líneas.

Comentarios cerrados.