Amor por lo propio, quiere ORDEN

Caracas, sábado, 21 de enero de 2017 – bajo el clima lluvioso que impera en la ciudad de Caracas durante el primer mes de año, en el salón Vespuccio del Hotel Las Américas, el Movimiento Nacionalista ORDEN realizó la celebración de su quinto aniversario. Un lustro, periodo de tiempo de existencia que tiene el Movimiento desde sus origen, el 21 de enero de 2012 en Michelena, Estado Táchira. Las condiciones del país son más adversas que en aquel año, pero para el vocero del Movimiento, Nelson Ramírez, «es la voluntad y el amor por Venezuela lo que nos mantiene en este camino», aun bajo la escasez, el deterioro económico, el aumento de la inseguridad ciudadana y el afianzamiento del Sistema Socialista.

La curiosidad de los asistentes era evidente ante una propuesta nueva que, como manifestaron algunos, se diferencia de lo establecido actualmente. Entre lo destacado del día, estaba que no solo se celebraba el aniversario del Movimiento, también se anunciaba el lanzamiento de un Plan de Nación, en una primera etapa, conformada por tres pilares fundamentales: Educación, Seguridad y Economía. El politólogo, Nelson Ramírez, explica que «este plan no es una fórmula mágica, son los primeros lineamientos para dar a conocer nuestra ruta de acción a seguir para la recuperación de la República», explicando también que fue hecho con un orden intencional y lógico «todo cuerpo tiene determinados procesos para su funcionamiento, la educación es necesaria para la seguridad y la economía requiere de la existencia de seguridad y educación para poder desarrollarse, así que no hay elemento al azar en este trabajo».

A las 9:00 empezaron a ingresar los asistentes, quienes fueron recibidos con un ambiente musical y la proyección de imágenes que recopilaban la postura del Movimiento con respecto a los principales actores políticos y sus propuestas para Venezuela. A las 10:00 se inició la publicación de una serie de videos del Movimiento y la presentación del nuevo logotipo. Un caballo rodeado por una lanza y un tricolor con siete estrellas, en representación de las 7 provincias que firmaron el acta de independencia. En el salón predominaba el color azul, y en el fondo, donde recibía la mirada de todos los espectadores, se encontraban con 7 banderas de Venezuela de 7 estrellas y el estandarte del Movimiento con el nuevo emblema. El asta tenía en su punta, un tótem dorado, del caballo, la lanza y la bandera, lo que hace ver la dedicación en los detalles de la organización del evento.

La primera ponencia fue realizada por Luis Alvarenga, licenciado en Comunicación Social, ganador del premio al mérito en dos oportunidades en la UCV. Durante su discurso, habló sobre la historia del Movimiento, sus orígenes y lo que durante cinco años ha tenido que vivir para poder alcanzar esta nueva etapa. Seguido a esto, Manuel Rangel, también licenciado en Comunicación Social, de la UCV y actualmente estudiante de la escuela de Idiomas Modernos de la misma Universidad, habló sobre el periódico que dirige, «El Centauro», primer periódico nacionalista de Venezuela, donde aprovechó para dar reflexiones sobre el daño que ha causado el comunismo en Venezuela.

Los asistentes tuvieron un breve descanso de 20 minutos, para luego regresar a sus asientos y presenciar la ponencia del politólogo Nelson Ramírez, donde explicó, en breves pinceladas, las propuestas contenidas en el Plan de Nación. Un discurso enérgico, que cerró con la frase del famoso Centauro de los Llanos, José Antonio Páez: «¡Vuelvan caras carajo!» generando fuertes aplausos entre los asistentes.

La despedida mostró caras satisfechas, y el acercamiento de los asistentes que esperaban para tomarse fotos con el Plan de Nación y los integrantes del Movimiento. Un grito quedó haciendo eco en aquel salón y es que el amor por lo propio, por Venezuela, y por los ciudadanos venezolanos, quiere ORDEN para Venezuela.